Ir al contenido principal

137. GARY MOORE - Still Got The Blues

Gary Moore (1952,Belfast), es uno de los guitarristas más reconocidos del mundo. Antes de comenzar su carrera solista, grabó tres discos con Skid Row. Poco después de que grabara el primero de éstos, "Grinding Stone" en 1973, ya había sido invitado a reemplazar a Eric Bell en Thin Lizzy, banda a la que llegó a pertenecer poco tiempo. Durante la década de los 80, vive su época más tranquila, pasándose al rock melódico, momento en el que consigue su mayor popularidad en Reino Unido, con su LP "Victims of the future" (1983). Aquí os dejo esta maravilla, sacada del álbum del mismo nombre. Para los que nos gusta la guitarra como tiene que ser, aconsejo ver el directo de "Separate Ways" que saldrá al final en vídeos relacionados.

Comentarios

  1. Otro de mis predilectos. Soy un profundo admirador de la música de este irlandés, y en especial de la magia de sus solos. Yo destacaría la época de los 80s donde realizó muy buenos álbumes de rock como "Corridors of power" o "Run for cover". Pero el disco por el que siento una profunda devoción es "Wild Frontier" uno de los diez mejores discos que he escuchado nunca.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

369. ROBERT PALMER - Simply Irresistible

Aunque nació en Batley (Inglaterra), Robert Allen Palmer pasó su infancia en Malta, donde residía con su padre, un militar británico destinado en esa isla mediterránea. Su primera incursión en la música fue en el grupo The Alan Bown Set, a finales de los 60 para pasar después a formar parte de bandas británicas de jazz y blues. En su carrera ha tocado de todo, tuvo una gran diversidad musical, mezcló muy bien pop, jazz, soul, Blues, disco o rock, añadiendo su voz poderosa y emotiva a su imagen elegante, tenía el éxito casi asegurado. Su primera formación seria fue Vinegar Joe , fichando con Island Records, la discográfica que posteriormente le lanzaría a la fama como solista. Con 25 años comienza esa carrera en solitario buscando nuevos sonidos, los inicios no son buenos. Su primer álbum "Sneakin' Sally Through the Alley"(1974) grabado en Nueva Orleans, está fuertemente influenciado por de Little Feat y el funk de The Meters . Pero después de varios intentos, no acaba de

367. THIRD WORLD - Try Jah Love

Hace mucho tiempo que no poníamos algo de reggae, para terminar el año vamos a redimirnos con un buen sonido jamaicano. "Tercer mundo" es quizás un término algo despectivo para referirnos a los países poco desarrollados, a la gente pobre de este lugar llamado Mundo. Ahora bien, habría que discernir sobre aquello que nos enseñaban en el colegio de "hombre pobre y pobre hombre" porque evidentemente habrá mucha gente feliz que renuncia voluntariamente a los bienes materiales, prefiere la riqueza espiritual o vivir la vida, ¡digo yo!. Disfrutar y bailar es la propuesta de nuestra banda de hoy. La concepción del grupo la encontramos cuando el teclista Michael "Ibo" Cooper y el guitarrista Stephen "Cat" Coore, formaban parte de Inner Circle a finales de los 60, ambos provenientes de la clase acomodada de la isla por lo que tuvieron la oportunidad de estudiar y formarse musicalmente. Fue en 1973 cuando debutaron como Third World durante la celebr

371. LAS VULPESS - Me gusta ser una zorra

Nuestro eslogan reza: "todo con un mínimo de calidad o interés", por eso hoy no destacamos la publicación por la calidad musical, pero sí tiene especial interés por el lado social y por el polvo que levantó, reflejo de una España recién salida del ostracismo. Si por aquel entonces no nos molestaba, ¿por qué iba a hacerlo hoy?, la libertad en todos sus ámbitos, empieza por el respeto a los demás. "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo" (Voltaire). Ya hemos comentado en diversas ocasiones que a principios de los 80, la expansión del punk británico y la influencia de grupos del 77, sobre todo La Banda Trapera del Río y Kaka de Luxe , se extendió como un reguero de pólvora por varias ciudades españolas. En aquella segunda hornada del punk, surgieron grupos efímeros con más actitudes provocativas y de rechazo que aptitudes musicales: Espasmódicos en Madrid, Último Resorte en Barcelona o las Vulpess en Baracald