LA CAIDA DEL MURO

Aunque ha perdido relevancia por el paso del tiempo, la caída del muro es un hito histórico por muchas cosas; por el fin de la guerra fría y la distensión de la amenaza de guerra nuclear, por el fin de la opresión de varios pueblos, no sólo el alemán oriental, sino de todo el llamado telón de acero, por el fin de parte de las secuelas de la mayor guerra acontecida jamás en el mundo y todo esto en una Europa que avanzaba hacia el siglo XXI.
El 9 de Noviembre de 1989 es una fecha que ha quedado grabada en la historia. Ese día se anunció oficialmente, en conferencia de prensa, que a partir de la medianoche los alemanes del este, podrían cruzar cualquiera de las fronteras de Alemania Democrática (RDA), incluido el Muro de Berlín, sin necesidad de contar con permisos especiales. De inmediato se corrió la voz en ambas partes de la ciudad dividida y mucho antes de la medianoche miles de expectantes berlineses se habían congregado a ambos lados del muro. En el momento esperado, los ciudadanos del Este, a pie o en automóvil, comenzaron a pasar sin mayor dificultad por el puesto de control. Abundaron las escenas llenas de emoción: abrazos de familiares y amigos que habían estado separados por mucho tiempo, crisis de llanto, rostros que reflejaban incredulidad, brindis con Champagne o cerveza, regalos de bienvenida a los visitantes, flores en los parabrisas de los coches que cruzaban la frontera y en los rifles de los soldados que custodiaban los puestos de vigilancia. A esta primera reacción seguirían otras de carácter político y económico. Que no se olvide NUNCA.

Comentarios

Entradas populares