ESPAÑA 12-1 MALTA

;El 21 de diciembre de 1983, en el Benito Villamarín, se jugaba un partido de selecciones, para la clasificación de la Eurocopa del año siguiente. España tenía que ganar por 11 goles de diferencia para clasificarse y dejar fuera a los holandeses. Y el milagro se produjo, la llamada "furia española" le metió 12 a una panda de amigos que pasaban por Sevilla y que no tenían nada que ver con el Whisky. Y aquello fue la reostia, como si hubiéramos ganado un mundial, una hazaña nacional, ¡claro! la roja por aquel entonces daba pocas satisfacciones, todavía había gente que decía, como el entrenador Miguel Muñoz, que era la mayor alegría de su vida. La verdad que estuvo emocionante, con anécdotas que se recordaran muchos años como el gallito del comentarista de TVE Jose Angel de la Casa en el último gol. Después no nos fue mal, Francia nos ganó en la final y quedamos subcampeones.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares