Ir al contenido principal

VAN MORRISON - Gloria (por Caito)

 Bien, aquí tenemos la segunda colaboración. Le toca a Caito, un viejo amigo, de los de antes, de los de hace ya demasiados años, de los que, dicen, son los buenos. Un tipo peculiar, pero "el que busca un amigo sin defectos se queda sin amigos", y este es muy amigo de sus amigos. Conociéndolo, me arriesgué a que me alborotara el gallinero, respetuoso se ha comportado dentro de "su orden", unas veces mordaz, otras irónico, unas veces truhán, otras señor, algo bohemio y soñador.


                                 Los 80, la década de "al loro".
 Un pequeño guiño al viejo profesor. Empezamos. No entiendo de música, y no es broma, pero me gusta.  Quizás esta falta de academicismo, y ya liberado por la edad de prejuicios, explique mis gustos musicales. Anárquicos, eclécticos, aparentemente incoherentes, y cuando menos desconcertantes. Para los demás, para mi es simplemente lo que me gusta. Desde Roberto Carlos, Led Zeppelin, Van Morrison, Battiato, Alaska, Radio Futura, Antonio Molina, Nacha Pop, Los Chunguitos, Sinatra, Barry White, Génesis, Hocus Pocus, hasta Celia Cruz o Raphael.  Por poner unos ejemplos si acaso no acababais de entenderme o yo de explicarme.
 Pero bueno, vamos a los 80, que por eso estamos aquí. Fue la mayor explosión de creatividad que nunca se verá, y además, en tan corto espacio de tiempo y en tantos lugares a la vez. Y la vimos y la vivimos. ¡Y como la vivimos!. Deberíamos dejar nuestros cuerpos a la ciencia para que el Sr. Escohotado confirme sus teorías. Decía Marcel Proust que la verdadera patria de una persona es su infancia. Y yo añadiría que la segunda y definitiva patria, y en la que uno se hace persona, es la juventud. Esa que algunos intentamos prolongar hasta que inventen los disco-asilos. Y nos tocó la lotería, vivimos los mejores años de nuestro cuerpo en la mejor época. Aquellos en los que decía un conocido mío que "éramos to polla". Pero que nos quiten lo bailao, que no van a poder, ni con el co-pago.
 Cuando este buen señor empezó con su blog, ya sabíamos los dos que alguna vez discutiríamos. Yo no es que sea cabezón, es que soy de ideas firmes, pero no fijas. Y él tampoco. Y ahora, me sorprende al pedirme esta colaboración, sabiendo a lo que se arriesgaba. Pero me alegra mucho, sobre todo porque es de las pocas personas "con oído" que conozco y casi la única a la que hago caso en esto de la música. Así pues, sigue con tu tarea, que manitas ocupadas, cabecita despierta, y de paso, mientras haces el blog no delinques (en sentido figurado). Gracias Chino por tu blog. Seguiremos riendo juntos, que eso y el pasar hambre, no se olvida.
 Y por ultimo, mi músico favorito, que es de los 80, y también de los 60, 70, 90, 00, 10.....por supuesto, Van Morrison. Y si no, espero a que alguien me diga de otro que domine el rock, el blues, el folk, el soul, el R&B, el country y lo que se proponga, tocando varios instrumentos, componiendo, y con esa voz, mala leche y trayectoria. No busquéis, sería perder el tiempo.
 Dedicado al Pecas.

Comentarios

  1. Buena versión de la Patti, le quita contundencia y le da pausa, mete un par de veces la pata con la armónica, pero lo dicho buena.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

369. ROBERT PALMER - Simply Irresistible

Aunque nació en Batley (Inglaterra), Robert Allen Palmer pasó su infancia en Malta, donde residía con su padre, un militar británico destinado en esa isla mediterránea. Su primera incursión en la música fue en el grupo The Alan Bown Set, a finales de los 60 para pasar después a formar parte de bandas británicas de jazz y blues. En su carrera ha tocado de todo, tuvo una gran diversidad musical, mezcló muy bien pop, jazz, soul, Blues, disco o rock, añadiendo su voz poderosa y emotiva a su imagen elegante, tenía el éxito casi asegurado. Su primera formación seria fue Vinegar Joe , fichando con Island Records, la discográfica que posteriormente le lanzaría a la fama como solista. Con 25 años comienza esa carrera en solitario buscando nuevos sonidos, los inicios no son buenos. Su primer álbum "Sneakin' Sally Through the Alley"(1974) grabado en Nueva Orleans, está fuertemente influenciado por de Little Feat y el funk de The Meters . Pero después de varios intentos, no acaba de

367. THIRD WORLD - Try Jah Love

Hace mucho tiempo que no poníamos algo de reggae, para terminar el año vamos a redimirnos con un buen sonido jamaicano. "Tercer mundo" es quizás un término algo despectivo para referirnos a los países poco desarrollados, a la gente pobre de este lugar llamado Mundo. Ahora bien, habría que discernir sobre aquello que nos enseñaban en el colegio de "hombre pobre y pobre hombre" porque evidentemente habrá mucha gente feliz que renuncia voluntariamente a los bienes materiales, prefiere la riqueza espiritual o vivir la vida, ¡digo yo!. Disfrutar y bailar es la propuesta de nuestra banda de hoy. La concepción del grupo la encontramos cuando el teclista Michael "Ibo" Cooper y el guitarrista Stephen "Cat" Coore, formaban parte de Inner Circle a finales de los 60, ambos provenientes de la clase acomodada de la isla por lo que tuvieron la oportunidad de estudiar y formarse musicalmente. Fue en 1973 cuando debutaron como Third World durante la celebr

371. LAS VULPESS - Me gusta ser una zorra

Nuestro eslogan reza: "todo con un mínimo de calidad o interés", por eso hoy no destacamos la publicación por la calidad musical, pero sí tiene especial interés por el lado social y por el polvo que levantó, reflejo de una España recién salida del ostracismo. Si por aquel entonces no nos molestaba, ¿por qué iba a hacerlo hoy?, la libertad en todos sus ámbitos, empieza por el respeto a los demás. "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo" (Voltaire). Ya hemos comentado en diversas ocasiones que a principios de los 80, la expansión del punk británico y la influencia de grupos del 77, sobre todo La Banda Trapera del Río y Kaka de Luxe , se extendió como un reguero de pólvora por varias ciudades españolas. En aquella segunda hornada del punk, surgieron grupos efímeros con más actitudes provocativas y de rechazo que aptitudes musicales: Espasmódicos en Madrid, Último Resorte en Barcelona o las Vulpess en Baracald